viernes, 9 de agosto de 2013

Viaje a Toulouse - Capítulo 1: Nocturnas en Barajas

Antes de hablar de estas fotos, creo que tengo que explicaros que pintaba yo por Barajas habiendo vuelo directo IBZ-TLS desde Ibiza...
Llegamos con tiempo al aeropuerto de Ibiza, con las tarjetas de embarque ya sacadas. Pasamos el control... Todo bien. Spotteo bastante rato con la típica luz mala de las tres de la tarde. Al cabo de un rato llega el EC-LVS, A320 de Sharklets de Vueling, que estaciona delante de nuestra puerta de embarque ¡iba a ir en un sharklets!
Nos ponemos casi al final de la cola, como se tiene que hacer cuando tienes una de las filas delanteras. La gente empieza a entrar, pero algo no va bien... Hay mucha gente (Y uno piensa, el vuelo va a tope), está entrando gente pero la cola no avanza. Cansados de esperar, mi padre va a preguntar que demonios pasa a la puerta de embarque... HAN CERRADO EL VUELO. ¿Razón? En la pantalla de la puerta de embarque ponía Toulouse, pero en los monitores había también un vuelo de Ryanair a Málaga asignado a esa puerta. La gente del vuelo de Ryanair se había puesto delante nuestro y los de Toulouse habían entrado. Avanzamos por el finger, que aún no había sido retirado, y nos encontramos con una despachadora de vuelo... Lo dejaremos en algo desagradable con la clientela, y un piloto que prefiere no acumular retraso, dejar pasajeros en tierra y correr la cortina, evitando así problemas. Penoso, de cobardes...
Total, que tras maldecir a AENA por ese gravísimo error y, en menor medida a Ryanair por su forma de funcionar, conseguimos unos billetes a Toulouse vía Madrid. 
Aunque haya tenido que pasar la noche tirado en un aeropuerto por culpa de ese error, hay que agradecer a los empleados en tierra de Iberia que hicieron lo posible por encontrarnos vuelos, nos escucharon y tuvieron un mínimo de empatía con el cliente.

Volvemos a lo que interesa, las fotos. De verdad, espero que os gusten, porque a mí cada vez me gusta más hacer nocturnas y puede que os canséis de ver este tipo de fotos por aquí.

Por cierto, tras acabar de retratar toda la T4 a la una de la madrugada, pasé la noche más aburrida de mi vida.



Me encanta el diseño de la T4: moderno y colorido.



Es increíble la de gente que trabaja en el mantenimiento de las aeronaves a altas horas de la madrugada.

Close up de un A321 de Iberia, mientras los operarios realizan su mantenimiento nocturno.

El OneWorld de Iberia antes de realizar una prueba de luces.

Unos mecánicos revisan el motor de este A321 de Iberia. Mientras la torre de control vigila toda la zona.
Apunto de ser remolcado a la puerta desde la que saldrá en unas horas.

Ahora en movimiento...


1 comentario:

  1. Vaya una odisea, ya tengo ganas de ver las fotos de Toulouse.

    ResponderEliminar